4634657653Cuando se trata de los adultos mayores, las necesidades y las perspectivas de la nutrición cambian. Se mantiene el concepto de comida sana, pero hay factores nuevos a tomar en cuenta.

Respecto a las personas de la tercera edad existe una relación recíproca entre nutrición y enfermedad; por lo que, se enferman más los ancianos desnutridos y se desnutren más los adultos mayores que tienen algún mal.

Con ayuda del chef Franz Ballivián, especializado en alimentación saludable, y recomendaciones de expertos en salud brindamos algunos consejos generales para que los mayores de la casa se mantengan sanos y así tengan muchos años de calidad de vida.

1. Dieta con variedad:

En la etapa de la adultez, la nutrición es muy importante para la salud física y emocional. Por ello, la dieta debe ser equilibrada, variada y gastronómicamente aceptable. La comida debe ser sencilla de preparar, estimulante del apetito, bien presentada y de fácil masticación y digestión, señaló Ballivián.

Es importante consumir alimentos variados, como a cualquier edad, pero incorporando regularmente aquellos ricos en fibras, como legumbres, frutas, verduras crudas, pan y cereales integrales. La fibra de los alimentos ayuda a bajar el colesterol y mejora la digestión.

Las carnes blancas son las mejores, como pollo, pavo o pescado. Evitar el uso excesivo de sal, azúcar y aceite.

Los suplementos como el calcio, vitamina D y B12 reducen el riesgo de fracturas.

No deben faltar los productos lácteos, como el yogur que ayuda a la digestión, las legumbres, carne vegetal, huevos y atún. No comer sopas con hueso, porque no alimentan, dijo.

2. Horas de comidas:

Es importante comer cuatro o cinco veces al día y no prescindir nunca del desayuno.

La última comida debe ingerirse entre las 19:00 y 20:00. Se recomienda permanecer activo hasta una hora antes de acostarse. Evitar ayunos prolongados.

3. Líquidos elementales:

El mecanismo de la sed está alterado en las personas de la tercera edad, por eso tienden a tomar menos líquidos.

El requerimiento mínimo diario no debe ser inferior a un litro y medio, distribuido en alimentos y agua.

Se recomienda disminuir el consumo de té y café porque alteran el sueño y son diuréticos, por eso contribuyen a la deshidratación y es peor cuando la persona toma poco líquido.

Si se toman bebidas alcohólicas, lo recomendable es una copa al día. El alcohol modifica el efecto de los medicamentos, aumenta el riesgo de accidentes, caídas y fracturas y eleva la presión sanguínea.

4. Dificultad para masticar:

Ante la dificultad de muchos adultos mayores para masticar ciertos alimentos, es necesario iniciar una dieta blanda mecánica o de fácil masticación.

Esta dieta está indicada para personas que tienen falta de piezas dentales o prótesis inadecuadas. Se modifica la textura de los alimentos considerados duros (pan, carne, verduras y frutas crudas) con recetas de mezclas o licuados. Las carnes se tomarán picadas (hamburguesas, albóndigas) o guisadas para ablandarlas.

En cuanto a las verduras, se las debe consumir cocidas enteras o en puré. Se excluyen de esta dieta las ensaladas y verduras crudas.

Las frutas se pueden consumir enteras bien maduras, picadas, batidas, en macedonia fina o compota o al horno (manzana).

Las frutas secas pueden tomarse rehidratadas, por ejemplo, como ingrediente de una compota. Evitar los frutos secos como nueces y almendras, debido a la dificultad para masticarlas apropiadamente, señaló Ballivián.

 

ESTÓMAGO DELICADO

Para prevenir el estreñimiento. Consumir alimentos ricos en fibra y cantidad de líquidos, especialmente infusiones. Tomar los alimentos o muy fríos o calientes para estimular el movimiento intestinal. Cocer bien los fideos para que no de lugar a molestias digestivas y procurar evitar el pan recién horneado y las legumbres cocidas con grasa animal.

Para prevenir los gases. Se recomienda masticar bien los alimentos, comer y beber despacio. No preparar comidas demasiado copiosas o de condimentación fuerte. Emplear hierbas aromáticas que ayudan a la digestión: romero, salvia, tomillo, hinojo, toronjil.
También evitar los alimentos muy grasos.

Fuente: http://www.lostiempos.com/tendencias/bienestar/20180507/alimentacion-adultos-mayores-que-incluir-dieta