Grupo Vigencia | Organización de Apoyo Social a Poblaciones Vulnerables

GRUPO VIGENCIA
"Organización de Apoyo Social a Poblaciones Vulnerables"

La atención personalizada es la asignatura pendiente de las residencias de mayores

Un estudio pionero, dirigido por el catedrático José Muñiz y avalado por siete autonomías, trata de identificar dónde intervenir para potenciar esos cuidados

atencion-personalizadaP. RUBIERA Es un estudio pionero en España, lo avalan siete administraciones autonómicas -entre ellas, el Gobierno de Asturias-, está dirigido por José Muñiz, catedrático de Psicología de la Universidad de Oviedo, y se hace dentro del grupo de investigación de Psicometría de la institución académica. El objetivo es, en palabras de Muñiz, "tratar de potenciar en las residencias de España la atención centrada en la persona mayor, una de las asignaturas pendientes. Y eso lo que significa es que, dentro de lo posible, las residencias se parezcan lo más posible a los hogares".

"La atención centrada en la persona en los servicios gerontológicos: modelos e instrumentos de evaluación" es un proyecto investigador en el que, además de Muñiz, trabajan otras tres personas: Teresa Martínez, gerontóloga asturiana con amplia experiencia y técnica de la Consejería de Bienestar; Javier Suárez, becario de la Universidad de Oviedo, y Javier Yanguas, del Instituto Gerontológico Fundación Matia, del País Vasco.

El primer paso del estudio, explica Muñiz, consistió en adaptar y traducir al español dos de los instrumentos más importantes del mundo para evaluar ese aspecto: un cuestionario australiano, promovido por el Gobierno de ese país, y otro americano. "Uno de ellos tiene 13 preguntas y el otro 50 -en total, 63-, que planteamos a las personas que atienden a los mayores en el día a día y también a los directores de los centros; a estos últimos les interrogamos sobre cuestiones organizativas. También chequeamos un poco el clima laboral", señala.

El equipo ha recogido datos en 95 centros (53 residencias y 42 centros de día), públicos, concertados, de gestión indirecta y privados, correspondientes a 14 comunidades autónomas, y en este momento están en fase de análisis.

"El objetivo es apartarse un poco de las instituciones, de modelos muy hospitalarios, y recuperar lo que es la persona en su sentido global, que pueda controlar en la medida de lo posible su día a día", indica Teresa Martínez.

Y añade: "El gran reto de estos centros son, sobre todo, las personas que tienen deterioro cognitivo, porque las que están bien tienen más recursos personales y sociales, pero las que tienen demencia o alzhéimer son quienes más lo necesitan. De hecho, hay varios grupos europeos que ya hablan de la atención centrada en la persona con demencia".

Los instrumentos van a permitir un gran avance en esa dirección, en la que no sólo hay interés institucional sino también de los propios equipos de los centros. "La colaboración con ellos ha sido excelente. De los cuestionarios recogemos mucha información, tanto sobre las personas que cuidan como sobre los directores, y eso nos permitirá tener dos puntos de vista y poder cruzarlos", subrayan José Muñiz y Teresa Martínez.

"Todos estamos de acuerdo en los principios y en los objetivos generales, pero necesitamos saber qué ocurre en el día a día: ¿las personas deciden a qué hora se levantan o van todas en rutina y según el protocolo que dicta el centro? ¿Las familias tienen papel y presencia o sólo se las llama cuando la persona tiene que salir fuera? Lo importante es trasladar el modelo a lo cotidiano, porque eso es la calidad de vida de estas personas. Los protocolos pueden ayudar, pero lo más importante es que la gente se sienta como en casa y feliz", subraya Teresa Martínez.

Los gobiernos de Galicia, Mallorca, Canarias, Castilla y León y Asturias, el Ayuntamiento de Madrid y la Diputación de Álava respaldan el proyecto, y el equipo ya ha firmado convenios con cuatro de ellos.

"Lo más interesante, desde mi punto de vista, es poder contar con una base de datos que represente realmente a toda la población nacional", apunta Javier Suárez, a punto de viajar a Boston para una estancia en la Universidad de Massachusetts.

A su juicio, desde el punto de vista de la investigación, "además de lo que ya han dicho mis compañeros, yo subrayaría el interés de poder trabajar con una base de datos representativa del conjunto de la población española, ya que de esta manera las conclusiones que se puedan sacar van a ser relevantes".

Aunque todavía es pronto para hacer un diagnóstico y hablar de conclusiones, los tres especialistas creen que se puede avanzar que el nivel de atención centrado en la persona, en España, "es mejorable aunque no desastroso", y es algo mejor en los centros de día que en las residencias.

"Es lógico, porque las residencias vienen de modelos muy institucionales, centros de gran tamaño muy hospitalarios, y los centros de día son más pequeños, la familia tiene más presencia. El gran reto de mejora en la calidad asistencial son las residencias", apunta Teresa Martínez.

Fuente: http://www.lne.es/sociedad-cultura/