Grupo Vigencia | Organización de Apoyo Social a Poblaciones Vulnerables

GRUPO VIGENCIA
"Organización de Apoyo Social a Poblaciones Vulnerables"

Cada vez más personas mayores se integran a la vida virtual de la web

54861321645Cada año, más de 200 adultos mayores pasan por las aulas de la facultad de Informática en el marco del programa UPAMI (Universidad para el Adulto Mayor Integrado) que busca acercar a los adultos mayores a las nuevas tecnologías en el marco de una sociedad que se digitaliza vertiginosamente. Entre estos alumnos, generalmente recién llegados al mundo digital, Claudia Banchoff, profesora de Informática y coordinadora de los cursos, distingue dos comportamientos: “algunos se ponen muy tensos y están muy pendientes de quién puede leer lo que escriben, las contraseñas, el correo malicioso. Otros hacen exactamente lo contrario: son muy confiados y hasta pueden revelar sus contraseñas a una persona que les parece de confianza. Lo que se nota es que los adultos mayores son más vulnerables que los jóvenes en el mundo digital”.

En este marco, crece la preocupación de los especialistas para aportar herramientas a los más grandes frente a la vida virtual. Mientras tanto, cada vez son más los trámites que se mudan desde el mundo real al virtual y manejarse en la red de redes se convierte en un imperativo para un número creciente de adultos mayores. Otros integrantes de la tercera y cuarta edad entran al mundo virtual con el objeto de mantenerse cerca de sus seres queridos a través de herramientas como las redes sociales.

En medio de esta situación, una de las preocupaciones salientes de los allegados del adulto mayor es el manejo de la seguridad informática: asuntos tales como la creación de contraseñas seguras o un manejo sin sobresaltos del home banking o de las redes públicas.

Muchas de estas cuestiones que están incorporadas en el uso que hacen de la web los más jóvenes no son conocidas por los adultos mayores que recién se incorporan al uso de los recursos digitales. Y por eso se cree que ellos son más vulnerables al accionar de hackers que tratan de apropiarse de información personal.

“Como los adultos mayores se sienten desprotegidos, muchas veces eluden algunas operaciones como las compras por Internet o el uso de la banca electrónica. Nosotros tratamos de darle herramientas para que se protejan mejor”, dice Banchoff.

CONSEJOS

En este marco, especialistas en informática diseñaron una serie de consejos aplicables por los adultos mayores que acentúan su seguridad cuando se manejan en el medio digital.

Uno de esos consejos apunta a estar atento a los correos electrónicos que se reciben: no hacer clic en enlaces de remitentes desconocidos ni dejar información confidencial en páginas webs que no sean oficiales o les inspiren desconfianza.

También se recomienda no descargar cualquier archivo adjunto, aun cuando venga de conocidos, sin cerciorarse que ellos realmente lo enviaron. El peligro es que estos archivos contengan malware (programas maliciosos) capaces de infectar la computadora o el dispositivo que usa para navegar y apropiarse de información.

Del mismo modo se recomienda no ingresar datos personales a sitios webs que los pidan sin saber para qué los piden. Hay que tener en cuenta los consejos del navegador, que suelen prevenir sobre sitios peligrosos a los que se está tratando de acceder.

Los expertos también recomiendan a los adultos mayores crear varias contraseñas e ir cambiándolas cada tanto. Esas contraseñas son más seguras, se indica, cuando incluyen números y letras. También se recomienda cambiarlas cada tanto.

Otra de las recomendaciones apunta a evitar abrir enlaces que lleguen por SMS a menos que se pueda certificar que fueron enviados por las personas que dicen mandarlos.

Los especialistas también recomiendan no confiar en las redes públicas de wi fi y no hacer a través de ellas compras on line ni transacciones.

Por otra parte, también sugieren permitir las actualizaciones, aunque impliquen cambios en la forma de manejar las aplicaciones, ya que si uno mantiene las viejas versiones, con el tiempo sus fabricantes dejan de preocuparse por su seguridad.

Vía: http://www.eldia.com/