Grupo Vigencia | Organización de Apoyo Social a Poblaciones Vulnerables

GRUPO VIGENCIA
"Organización de Apoyo Social a Poblaciones Vulnerables"

Adultos mayores con abandono familiar y depresión son más propensos a problemas de memoria

16515618742121Los adultos mayores que afrontan una situación de abandono familiar y social, depresión, ansiedad, y enfermedades crónicas no transmisibles son más propensos a sufrir problemas de pérdida de memoria, advirtió el jefe del Servicio de Neurología del hospital Rebagliati de EsSalud, Marco Zúñiga.

En tal sentido, reveló que el 30% de los adultos mayores que fueron atendidos en esta especialidad en dicho nosocomio, durante el año 2016, reflejaron problemas con la memoria.

El especialista detalló que “la hipertensión arterial, la diabetes mellitus, los infartos cerebrales, y la carencia de vitamina B12, entre otros, son señales de alerta” en estos casos.

Asimismo, añadió que los problemas de la memoria en las personas de la tercera edad se pueden deber a infartos cerebrales o alteraciones emocionales.

Zúñiga Gamarra mencionó que la memoria que se afecta con mayor frecuencia entre los adultos mayores es la de corto plazo, relacionada con el recuerdo de hechos recientes o inmediatos.

“Luego se presentan problemas con la memoria de tipo episódica a largo plazo, que se evidencia por el olvido de hechos personales; y posteriormente surgen olvidos de los conocimientos aprendidos durante la vida, vinculada a la memoria a largo plazo de tipo semántica”, remarcó el galeno.

Agregó que la alteración de la memoria se considera como un síntoma de una enfermedad demencial cuando afecta la eficiencia laboral y el cuidado personal, que se expresa con la aparición de apatía, desgano, desinterés, irritabilidad, indiferencia o hipersensibilidad en el estado de ánimo.

Para afrontar los problemas de memoria en el adulto mayor, Zúñiga recomendó evitar el abandono familiar y social, mantener activa a la persona, física y mentalmente, procurarle una dieta saludable, con predominio de frutas y verduras, espacios de lectura diaria, y motivar al adulto mayor a desarrollar acciones para alcanzar un objetivo personal o social.

“Si el adulto mayor tiene problemas de memoria, debe tener una libreta con anotación de su dirección, teléfono de referencia y nombre de la persona con quien uno se pueda comunicar”, aseveró.

Fuente: http://www.andina.com.pe/