Grupo Vigencia | Organización de Apoyo Social a Poblaciones Vulnerables

GRUPO VIGENCIA
"Organización de Apoyo Social a Poblaciones Vulnerables"

Adultos mayores también padecen malos tratos en los servicios de salud

727827758  1429937867 190.117.216.243De acuerdo a las Naciones Unidas los Adultos mayores están considerados dentro del grupo de población vulnerable, por lo que requiere y necesita una especial atención y protección tanto del Estado como de la misma Sociedad.

En nuestro país incluso existe un Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, que es el eje central del cuidado y protección del Adulto Mayor.

Pero en nuestra realidad, en la práctica diaria vemos que tantas Leyes y Normas no se cumplen a cabalidad. Los Adultos Mayores en vez de ser protegidos y atendidos de manera especial por parte de la Sociedad y el Estado, son discriminados y desprotegidos.

Cada año aumenta la proporción de adultos mayores, debido al aumento de las esperanza de vida al nacer y a la disminución de la tasa de natalidad. En otras palabras se envejece más y se nace menos. En la década del 40 la esperanza de vida en el país era alrededor de los 40 años mientras que ahora estamos alrededor de los 72 años a nivel nacional siendo Lima y Callao cercanos a los 80 años (INEI 2015), según las proyecciones estadísticas para el año 2050 la esperanza de vida al nacer a nivel nacional será de 79 años, en otras palabras continuarán habiendo más adultos mayores.

Pero si bien es cierto la esperanza de vida ha aumentado dramáticamente y por lo tanto tenemos más adultos mayores, hoy en día hay más enfermos. Ese cambio demográfico ha traído como consecuencia un cambio epidemiológico en donde las enfermedades agudas infecto contagiosas han sido reemplazadas por las enfermedades crónico degenerativas, conocidas como enfermedades no transmisibles, que no son mortales, pero producen discapacidad y dependencia. Por lo tanto, en estos tiempos tenemos cada vez más adultos mayores, pero a su vez, más discapacitados y más personas dependientes.

Las actuales autoridades del gobierno, no solo de la salud sino de todos los ministerios deben de ver el problema del proceso de envejecimiento con una mejor perspectiva y no solo centrarse en el aspecto de la salud, con la construcción de postas medicas por ejemplo. Los problemas de la salud de la población a parte de la salud física tienen que ver mucho con el entorno social, pues no es lo mismo nacer, crecer y desarrollarse en el Trapecio Andino que en Lima. Por lo tanto si las autoridades desean elevar en nivel de vida de la población como por ejemplo Huancavelica que tiene la esperanza de vida más baja a nivel nacional 63.6 años en promedio (INEI 2015), no solo deberán de invertir en postas médicas, sino en elevar la calidad de vida de la población como el suministro de agua potable, desagüe y elevar en nivel de la educación. Se ha demostrado que el mejor determinante social de desarrollo en cualquier comunidad es la educación.

A nivel del MINSA (Ministerio de Salud) aún no existe una Dirección o un ente Central dirigido al Adulto Mayor, que se encargue de las políticas generales de salud del Adulto Mayor, hasta la fecha el tema del adulto mayor recae en la Dirección de Salud de las Personas, que es insuficiente pues su problemática requiere un ente propio dirigido al grupo poblacional que utiliza más de la mitad de recursos económicos y prestacionales.

Basta ver las emergencias de los hospitales, las salas de hospitalización y de Cuidados Intensivos repletos de Adultos Mayores. El problema actual no es la construcción de salas de emergencias o la creación de grandes hospitales sino de repotenciar el Servicio de la Atención Primaria de la Salud, tal como lo recomiendan la OPS y la OMS, en cada distrito del país, para desarrollar políticas de Promoción de la Salud y la Prevención de la Enfermedad en los cuatro niveles de prevención.

A nivel MINSA no existe un sistema de atención domiciliaria para adultos mayores discapacitados y dependientes que no pueden acudir al centro de salud, esos enfermos de una u otra manera son discriminados por el sistema ya que no gozan de la atención que requieren y necesitan.

Tampoco existe un sistema de cuidados paliativos, para enfermos en la fase final de su vida, ya sea por enfermedades oncológicas como no oncológicas. Existen los CIAM que son los Centros Integrales de Atención del Adulto Mayor, regidos por el Ministerio de la Mujer y población vulnerables, pero dirigido a programas de socialización y recreación, es decir para Adultos Mayores sanos, no desde el punto de vista médico, ya que el adulto mayor en discapacidad requiere de centros de rehabilitación integrales, dirigidos por médicos e integrados por el equipo interdisciplinario de la salud, para la recuperación de su enfermedad y poder reintegrarse a la sociedad como una persona independiente y funcional.

Fuente: http://diariouno.pe/