Grupo Vigencia | Organización de Apoyo Social a Poblaciones Vulnerables

GRUPO VIGENCIA
"Organización de Apoyo Social a Poblaciones Vulnerables"

Mitad de adultos mayores no está afiliado a un Sistema de Pensiones

pensiones ancianosActualmente, la población peruana supera los 31 millones de habitantes, de los cuales, cerca del 10% está conformado por adultos mayores; es decir, más de 3 millones de personas en el país tienen 60 años o más. Sin embargo, el 40% de este grupo –cuatro de cada 10– no se encuentra afiliado ni al sistema privado de pensiones ni al sistema público. Esta condición les obligaría, en el peor de los casos, padecer situaciones de pobreza en sus tiempos de ancianidad.

PROTECCIÓN SOCIAL
Este porcentaje de la población se encuentra en edad legal de jubilación, en otros términos, edad de dejar sesiones laborales al tratarse de una época de vulnerabilidad. Sin embargo, según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) el 25% de adultos mayores es jefe de hogar; es decir, el sustento económico familiar, que además está compuesto en mayor proporción por mujeres.

De esta manera, existe una clara necesidad de extender la protección social hacia los grupos menos beneficiados y así garantizar una pensión mínima para las personas que no pudieron ahorrar en ningún sistema de pensiones. Además, se debe reformular la actual “Pensión 65”, con el objetivo de atender las necesidades del grueso de la población adulta mayor.

AHORRO INSUFICIENTE
Por otro lado, existen las personas que sí ahorraron en el sistema privado de pensiones pero que no lograron ahorrar lo suficiente –por motivos como desempleo o sueldos bajos– para tener un fondo que le permita tener una pensión con la que pueda cubrir gastos básicos y necesarios.

Por ello, es necesario garantizar también una pensión mínima para esta clase de personas, que se esforzaron en ahorrar, pero no obtuvieron lo suficiente para vivir esta etapa.

CASO
Es así, que Francisco Ortiz, fotógrafo arequipeño que viene retratando las visitas de turistas a la ciudad blanca por más de 40 años, nos cuenta que él a pesar de haber trabajado toda su vida, no ha podido generar un ahorro para que le sirva de sustento durante su vejez. Hoy, él continúa siendo la cabeza de su familia, y es lo que le motiva a seguir trabajando.

Sin embargo, considera que sería de mucha ayuda que el Estado provea a personas como él una pensión mínima de al menos S/400, para que les ayude a afrontar su etapa de vejez.

Para conocer más, ingresa aquí: www.tufuturoempiezahoy.pe