La persona adulta mayor ejerce el derecho a:

  1. Una vida digna, plena, independiente, autónoma y saludable.
  2. La no discriminación por razones de edad y a no ser sujeto de imagen peyorativa.
  3. La igualdad de oportunidades.
  4. Acceso a la justicia.
  5. Recibir atención integral e integrada, cuidado y protección familiar social, de acuerdo a sus necesidades.
  6. Vivir en familia y envejecer en el hogar y en comunidad.
  7. Una vida sin ningún tipo de violencia.
  8. Acceder a programas de educación y capacitación.
  9. Participar activamente en las esferas social, laboral, económica, cultural y política del país.
  10. Atención preferente en lodos los servicios brindados en establecimientos públicos y privados.
  11. Información adecuada y oportuna en todos los trámites que realice.
  12. Realizar labores o tareas acordes a su capacidad física o intelectual.
  13. Brindar su consentimiento previo e informado en todos los aspectos de su vida.
  14. Atención integral en salud y participar del proceso de atención de su salud por parte del personal de salud que le permita expresar sus necesidades e inquietudes.
  15. Acceder a condiciones apropiadas de reclusión cuando se encuentre privado de su libertad.

LEY DE LA PERSONA ADULTA MAYOR N° 304902


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *