Por Lic. José Villalobos – Dir. Grupo vigencia

“En el Perú, el 26 de agosto se conmemora el Día Nacional del Adulto Mayor. Es una fecha conmemorativa establecida en el literal b) del numeral 33.1 del artículo 33 de la Ley N° 30490, Ley de la Persona Adulta Mayor. La fecha fue establecida en honor a la festividad de Santa Teresa Jornet de Ibrá, fundadora de la congregación de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, obra que se extiende en diferentes países, incluido el Perú, caracterizándose por el cuidado a las personas adultas mayores en situación de pobreza.

Actualmente según el INEI, a junio del 2020 existen aproximadamente 4`000,000 de personas adultas mayores, de 60 a más años, que representa un 12,7% de la población total; y las proyecciones, nos dicen que esta población seguirá en aumento en forma sostenida. La actual pandemia por el COVID-19 nos ha revelado que las personas mayores constituyen el grupo más vulnerable de la sociedad peruana. El 80% de los fallecidos son adultos mayores, la gran mayoría no tienen seguro de salud, y en algunos hospitales y centros de salud, los médicos priorizan la vida de las personas más jóvenes; asimismo, no se ha implementado algún tipo de bonificación específica para las personas mayores en el actual contexto de la pandemia, lo que dificulta la adquisición de alimentos y medicinas que requieren, para atender sus necesidades básicas y sus problemas de salud.

Existen estereotipos grabados en la mentalidad de la sociedad y los organismos del Estado, de relacionar la adultez mayor con el deterioro de la salud y la situación de pobreza, sin promover una cultura del envejecimiento exitoso, es decir, activo, productivo y saludable.

Asimismo, un problema histórico con las pensiones de jubilación, no es posible que Rumbo al Bicentenario, exista un 63% de personas mayores en edad de jubilación, que no cuentan con pensión; y los que tienen pensión de jubilación perciben en promedio 400.00 a 500.00 soles

La afectación de sus derechos, demanda nuevas políticas públicas, que contribuyan a la atención integral y la protección social de las personas adultas mayores, es necesario delinear nuevas rutas de trabajo, con participación activa de las Instituciones y organizaciones de la sociedad civil, de organizaciones de adultos mayores y del Estado, responsable de la protección y ejercicio de sus derechos.

Solicitamos al Congreso de la República, votar en el Pleno, la incorporación del Perú, en la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores, promovida por la OEA, pendiente de su aprobación en el Congreso, desde el año 2015″.

                                             Lima, agosto del 2020


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *