María Julia Morosini tiene 59 años y desde el 2013 se desempeña como asesora de ventas en el área de gasfitería de Sodimac en San Miguel. Cuenta que en estos casi seis años, desde que volvió a trabajar, muchas cosas en su vida se transformaron. “Mi deseo se cumplió y estoy muy contenta”, nos dice.

Al igual que ella, otros 385 adultos mayores pertenecen hoy a Espíritu Joven, el programa que ha permitido que engrosen la planilla de Sodimac y Maestro, las dos marcas ‘retail’ del sector de la construcción y del mejoramiento del hogar del Grupo Falabella.

Aunque oficialmente Espíritu Joven impulsa el reclutamiento de colaboradores ‘senior’ desde el 2010, es desde mucho antes que las tiendas Sodimac y Maestro empezaron a abrirle las puertas al adulto mayor. Por eso, no resulta extraño ver a un entusiasta Luis Arrisueño, quien viene trabajando los últimos 13 de sus 83 años en Maestro Surquillo.

Según Rossina Castagnola, gerente de Recursos Humanos y Sostenibilidad de Sodimac y Maestro, el programa emplea a hombres y mujeres mayores de 55 años. Pero, de los 386 colaboradores ‘senior’ que emplean actualmente, un 26% tiene más de 66 años, incluso las dos personas de mayor edad tienen 83 años, como Luis.

CIFRAS QUE MANDAN

Aunque en un inicio Espíritu Joven nació con la necesidad de impulsar la inserción laboral de los jubilados, tiempo después decidieron brindar esa misma oportunidad a todas las personas de la tercera edad, “no solo para que se sientan valorados, sino para que generen valor en la organización”, asegura la ejecutiva.

Y no se han equivocado. Por el lado de los clientes, diversos ‘focus group’ realizados por ambas marcas, resaltan la experiencia como el principal valor agregado directamente asociado a los adultos mayores, sobre todo a los que se desempeñan como asesores expertos, es decir, aquellos que trabajan en una sección que demanda conocimientos adicionales, como pisos, gasfitería o electricidad.

Mientras que por el lado del adulto mayor, el indicador que mide el “clima laboral” entre sus colaboradores da cuenta que el grado de satisfacción entre ellos es el más alto, con un 90% de complacencia.

A esto se suma el bajo índice de rotación que se registra entre estos colaboradores. Y es que el programa Espíritu Joven ostenta el nivel más bajo entre ambas empresas: alrededor de 5% anual.

“Definitivamente, su labor es importante y estratégica porque contribuyen con nuestro ‘core’, que es el servicio. Los clientes valoran mucho el servicio de los adultos mayores porque tienen conocimiento y amabilidad. Al interior de la empresa, el resto de trabajadores los valoran por el impacto que generan en la estima laboral. Y ellos siempre rescatan el hecho de sentirse valorados y reconocidos. Eso es importante para revalorar al adulto mayor”, destaca Rossina Castagnola.

Con la intención de seguir incrementando el número de adultos mayores que forman parte de su planilla, Sodimac y Maestro continúan realizando convocatorias. Solo en el mes de septiembre, recibieron más de 1.000 solicitudes de personas de la tercera edad interesadas en reinsertarse laboralmente.

“Vamos a continuar con la fuerza con la que lo hemos venido haciendo, sobre todo a través de LinkedIn”, sentencia.

El dato

7% de los asesores de venta en tienda pertenecen al programa Espíritu Joven. En promedio, el sueldo es de S/2.000 (full time) y S/1.000 (part time). Un 78% de los colaboradores son varones.

https://elcomercio.pe/economia/dia-1/sodimac-espiritu-joven-la-segunda-oportunidad-del-adulto-mayor-noticia/


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *